MÁS ALLÁ DEL TRASTERO (1 ª parte)

EL MÁS ALLÁ DEL TRASTERO (1 ª parte) Muebles que no te gusten o estés pensando en deshacerte de ellos.

En tiempos de crisis es cuando aparecen las oportunidades, cualquier idea que nos ayude a ahorrar y reciclar es muy bien recibida. Y por eso, en esta ocasión os proponemos pintar los muebles de cualquier rincón de tu hogar para dar un nuevo estilo, pero sin tener que gastar mucho dinero.

Los muebles decapados continúan reinando en decoración. Desde los pioneros, los decapados blancos que tan elegantes resultan, hasta los actuales más atrevidos, son auténticos protagonistas de los espacios por su acusada personalidad. Os vamos a mostrar  los decapados que se realizan con dos o más colores de pintura, haciendo hincapié en un estilo que arrasa: el  estilo costero, inspirado en las maderas desgastadas que el mar deposita sobre la playa. Para desarrollar esta técnica solo necesitarás pintura (mejor, si eliges colores inspirados en el mar), lija, cera y un mueble que ya no os guste y estéis pensando en retirar.

También llamados Shabby Chic significa literalmente desgastado y sofisticado, de ahí que las piezas clásicas con evidentes marcas del paso del tiempo sean un icono de este estilo femenino más country, dulce y romántico.

Los acabados decapados son estupendos para renovar muebles sin gracia, y sin tener que pasar horas quitando barnices o lijando la madera. Si los hacéis en dos o más colores, obtendréis resultados tan bonitos como los de los muebles de esta página.Esta elegante habitación se ha renovado aplicando la pintura  sobre la madera. Los tiradores son de latón y la silla pintada con acrílico blanco y gris, hace un contraste precioso. Esta combinación de colores nunca falla.

Otra especialidad es lo viejo afrancesado, conocido como ‘provenzal francés’. Se trata de una técnica de decapé. Esta técnica nace luego de la guerra, cuando la gente no tenía dinero y pintaba los muebles, se saltaba la pintura y volvían a pintarlo, así cada cierto tiempo parecía que cambiaban de mueble.

Decapé, técnica que renueva la vida de tus muebles

Totalmente reciclado por Insadeco muebles con estilo Shabby Chic

No tengáis miedo de mezclar estilos, ya que una de las tendencias más populares de hoy es la de combinar lo nuevo con lo viejo.

El concepto “vintage” se aplica a los muebles hechos en los años 50; los que son de otras décadas son “viejos” o “antiguos”, y cada uno de estos conceptos tiene diferentes estilos.

Para ser considerado vintage el mueble o accesorio debe ser original, y anterior a los años noventa. Aunque las piezas más populares son las de los años 70’s a los 20’s, los accesorios victorianos, por ejemplo, también son considerados vintage.

Es común confundir el estilo retro con el vintage, ya que los dos evocan tiempos pasados. Pero hay una diferencia muy importante. Mientras que el estilo vintage se compone de piezas originales, el estilo retro incluye muebles y accesorios que han sido fabricados hoy, pero con un diseño basado en tiempos anteriores. Por ejemplo, un refrigerador diseñado con el estilo de los años 50, pero fabricado en estos últimos años, es retro.

Si quieres incorporar el estilo vintage en tu decoración, no necesitas hacer grandes cambios. Pequeños detalles pueden hacer una gran diferencia. Por ejemplo, unas lámparas Art Deco en tus mesas auxiliares, pueden darle un estilo clásico y elegante a tu decoración, y al mismo tiempo recordar los años 20’s.

El término “antiguo” se aplica a los muebles de más de 100 años y “viejo” a los que tienen menos de 100 años.

Para más información podéis consultar esta web, también podéis contar con asesoramiento de profesionales como uno de nuestros gremios amigos INSADECO.

Nos vemos en la próxima entrega…